Foxize School, una escuela de negocios del s.XXI

Por fin llegó el día del lanzamiento. Ya podéis entrar en Foxize School. Se trata de un proyecto que creo necesario para la educación empresarial actual y que alguien tenía que desarrollar. Como nadie lo hacía, he decidido impulsarlo yo mismo junto con el mejor equipo de profesionales posible. Me gustaría repasar algunos detalles del proyecto.

 

Punto de partida


La frase que resume el contexto actual de la educación en general y que también aplica al mundo empresarial es fácil, es de entender: Tenemos escuelas basadas en un sistema del sXIX, con profesores del sXX y con alumnos del sXXI. Frente a este reto de transformación hay ciertos movimientos en las escuelas de negocios más reputadas para probar cosas nuevas. Su modelo es el mismo, lo que prueban es nuevas formas de generar ingresos. Muchas escuelas de negocios no han entendido que el mundo digital no sólo les afecta como canal de comunicación y captación de alumnos, sino que cuestiona de forma directa el valor que aportan al mercado.

 

Si el contenido lo ofrece el profesor, si la reputación de los profesores es visible, si los alumnos necesitan formación a su medida, si disponer de un campus enorme sólo alimenta a los ranking y dispara los costes para los alumnos, si el disponer de un título es un certificado de asistencia y no de conocimiento ¿Qué valor aportan las escuelas de negocio a la sociedad? Lo que está claro que su valor se ha reducido – podemos discutir cuanto- por lo que su rol será revisado. En esta situación, se da el contexto idóneo para aparición de nuevos agentes que distribuyan el valor de forma diferente.

 

No existe ninguna escuela de negocios del s.XXI


Quienes necesitan actualizarse profesionalmente tienen dos alternativas: buscar un master o invertir en fuerza de voluntad para encontrar propuestas de formación online que se adapten a sus necesidades. En el caso de los másters, la inversión suele ser elevada y conlleva, además, el compromiso de reservar un horario concreto durante un período de tiempo más o menos largo. En el contexto actual, el dinero y el tiempo son dos recursos muy escasos. En cuanto a la alternativa de formación online, ésta es más económica, más flexible, pero requiere de un esfuerzo: aprender de otra manera. Delante de una pantalla estás a un clic de una distracción que dificulta muchísimo el aprendizaje (yo a día de hoy he sido incapaz).

 

Lo que no existe es un modelo híbrido que saque la máxima ventaja del mundo online y offline. Es ahí donde surge la idea de crear Foxize School, una escuela de negocios avanzada que aprovecha las ventajas que ofrece la tecnología, así como las de la educación convencional. Al tratarse de una plataforma online, permite personalizar la oferta, facilita la flexibilidad y reduce los costes en estructura consiguiendo, de ese modo, que los precios de los cursos sean asequibles para los alumnos. A su vez, el mundo offline facilita el aprendizaje ya que se realiza en un contexto más apropiado, el de un aula (estamos habituados a aprender de esta manera). Los cursos presenciales ayudan, además, a aprender de forma práctica, ya que se comparten experiencias de alumnos y a relacionarse con personas de interés, tanto alumnos como profesores, facilitando así nuevas redes de contacto.

 

En Foxize School el alumno puede escoger y personalizar su propio plan de estudio a través de la web de la escuela en www.foxize.com y asistir sólo a aquellos cursos que considera necesarios para reciclarse profesionalmente. Se trata de cursos presenciales de 3 horas, de la mano de profesionales en activo de alta reputación. Además, en función del perfil u objetivo profesional, Foxize recomendará a los alumnos otros cursos complementarios.

 

Foxize School es la primera escuela de negocios que combina las ventajas de los dos mundos, online y offline, para cubrir las necesidades de muchos profesionales. Ofrece formación personalizada, flexible, presencial y a un precio accesible. En definitiva, el primer paso hacia la escuela de negocios del s.XXI.

 

La clave del éxito

No se trata de un proyecto que depende sólo del equipo de personas que trabajamos en Foxize. Se trata de un proyecto que para que funcione depende de todos aquellos que creen que para que los cambios ocurran hay que empujarlos.

 

 

La misión de Foxize es mover la educación. Si alguna vez has pensado que hay que impulsar ese cambio, el éxito de Foxize depende de ti. Si todos hacemos algo para ayudar al proyecto, Foxize funcionará. Sino desaparecerá. Si al ver el video algo se ha revuelto dentro tuyo, eres de los nuestros. Tú eres la clave del éxito de Foxize. Seguro que nos ayudarás a conseguirlo.

 

El Equipo

Me gustaría aprovechar la ocasión para presentaros al equipo mejor equipo que puedes encontrar para un proyecto como este:

  • Albert García Pujadas (@qtorb) poco que explicar que no conozcáis casi todos: profesional impecable & gran persona.
  • Sergio Barot (@sergiobarot), garantiza que todo ocurrirá cuando tiene que ocurrir y sin gastar lo que no sea necesario.
  • María Donadeu (@MariaDonadeu), nuestro motorcito, la persona que ha conseguido arrancar y convencer a todo el mundo que este proyecto es posible.
  • Mónica (@mofuri76), nuestra evangelizadora en Madrid & en el mundo.
  • Teresa (@t_dlrh) la coordinadora de los cursos y que hará que la experiencia sea inmejorable.
  • Carolina, responsable de comunicación y la sonrisa más increíble que podáis imaginar.
  • Alberto Gallego el técnico tranquilo que cumple con los tiempos de entrega sin sorpresas.
  • Slow (Dani y Joan) que ha hecho un trabajo exquisito en la construcción gráfica de la marca y en ayudar a darle una personalidad muy sólida a Foxize.
  • Jaume, quien ha garantizado que la experiencia de usabilidad sea excepcional.
  • Fernando Polo (@abladias) que nos ayuda con muchas más cosas de lo que imagina.

 

Este equipo garantiza que este proyecto juegue la partida de ayudar a mejorar la educación.

 

 

Esto es sólo el principio

Los que conozcan el mundo de las start up saben que diseñas una empresa para introducirla en un mundo de extrema incertidumbre. Se trata de empezar a validar de forma ágil los supuestos clave del negocio para poder hacerlo crecer. Así nace Foxize School, en formato beta. Empezaremos por vender un tipo de producto muy básico, que iremos sofisticando para mejorar la experiencia y el resultado del aprendizaje. Trabajaremos por hacer llegar la oferta formativa a otros lugares donde hoy en día no hay tantas posibilidades incrementar el conocimiento (sobretodo fuera de grandes ciudades & L.A.). Trabajamos en un proyecto de certificación del aprendizaje, para garantizar al mercado laboral que los alumnos que salen que han pasado por Foxize School no sólo han pasado por clase, sino que han adquirido conocimientos. Desarrollaremos sistemas de integración del mundo profesional en el educativo. También pretendemos desdoblar la plataforma y crear otras escuelas en temáticas diversas. Pero paso a paso.

 

Nos equivocaremos con muchos de nuestros planteamientos, habrán cosas que fallen, habrán alumnos descontentos, muchos profesores de los que empiezan a dar clase se cansarán. Lo sabemos, pero nuestro compromiso es a trabajar día a día para mejorar la educación. Os iremos contando.