Reglas para el buen uso del móvil para adolescentes

reglas uso móvil

He hecho una revisión de muchos contratos y reglas sobre el buen uso del móvil para adolescentes, y me ha salido este documento. Hay temas he que recogido de la fundación ANAR. En mi caso, he cambiado el concepto de contrato y me ha servido añadir algunos elementos sobre cómo se utiliza el móvil. Más allá del documento, me ha servido para tener una buena conversación con mi hijo y para repasar unos básicos digitales.

El documento con las reglas del uso del móvil lo puedes descargar aquí y modificarlo como quieras.

Reglas para el buen uso del móvil para adolescentes

En el siguiente documento, nosotros tus padres, queremos hacerte entrega de tu primer teléfono móvil y a cambio pedirte que hagas un buen uso de él. Para ello, vamos a leer juntos una serie de puntos que buscan recoger el buen uso del teléfono móvil. Si estamos de acuerdo, vamos a firmarlo todos para comprometernos a aplicarlas. Temas que recogemos:

  1. Sobre la supervisión en el uso.
  2. Sobre la forma de uso y desconexión.
  3. Sobre tu relación con otros, la privacidad y sus peligros.
  4. La solución de problemas.

Sobre la supervisión en el uso

1.

El uso del móvil para los menores de edad no es privado. Los padres/madres o tutores legales somos responsables ante la ley de cómo lo utilices, por tanto, debemos tener acceso a tus contraseñas y a la información del uso que haces de él.

2.

Descargaremos un sistema de control parental: para asegurarnos que por error no hayas entrado en alguna página que sea perjudicial para ti o estés contactando con personas que pueden hacerte daño.

3.

No podrás descargarte nada sin consultarnos primero. Te ayudaremos a configurar el móvil y nos informaremos juntos de que aplicaciones, juegos y redes sociales son las más adecuadas para ti. Necesitamos que antes de descargarte aplicaciones, lo hables con nosotros, para evitar riesgos.

4.

Si te llamamos es porque necesitamos hablar contigo, cógelo. Si no es urgente, te enviaremos mensajes para que lo veas cuando sea necesario.

5.

Por tu parte, si hay algo urgente o importante, nos llamas. Si no es urgente, nos envías mensajes con tus planes, por dónde vas, qué transporte estás cogiendo y otras cosas que creas que harán que estemos más tranquilos y mejoren la confianza que te tenemos.

6.

Eres el hermano mayor y tu forma de utilizar el móvil influirá y afectará a la forma que tu hermano utilizará su móvil en el futuro. Eres un ejemplo para él, así que tenlo en cuenta.

7.

Si tú crees que nosotros no cumplimos las reglas, nos lo dices. Nuestro ejemplo es la mejor manera de enseñarte a usar estos dispositivos.

Sobre la forma de uso y desconexión

8.

Tendrás unos horarios para utilizarlo, ya que puede ser muy adictivo y no queremos que interfiera en tu descanso, ni en tus estudios, ni que dejes de relacionarte con las demás personas. Vamos a consensuar qué días y horas lo podrás utilizar.

Algunas directrices básicas: El móvil no se usa antes de las 8 am. A las 21h el móvil se dejará en la cocina. Nunca el móvil tendrá más de 2h de tiempo de uso en temas de entretenimiento.

9.

El móvil se cargará siempre fuera de tu habitación. En la cocina hay un fantástico cargador de móviles.

10.

No utilizarás el teléfono en el colegio. Esta es una de las reglas fundamental del uso del móvil. Si es necesario que lo tengas, tendrás que pedir permiso para llevarlo. En ese caso siempre respetarás las normas del centro, dejándolo en silencio o apagado.

11.

Aprenderás a apagar y poner el móvil en silencio. Lo harás en los momentos en los que puedas molestar a otros (colegio, cine, hospital, etc.), en situaciones donde estés con otras personas (comiendo o hablando) o momentos que requieran de tener atención o concentración. Cuando se dé el caso, no dejes el teléfono a la vista, ya que te desconcentrará.

12.

Mirar el móvil cuando estás con gente (por ejemplo, en una comida) es una señal de mala educación y puede interpretarse que te importan más las personas del teléfono que los que están presentes. Si lo tienes que hacer, pide permiso y disculpas explicando las razones.

13.

No se utiliza el móvil andando, conduciendo o en movimiento. Muchos accidentes se producen por no estar atento al entorno. Si lo necesitas mirar, paras, haces lo que tienes que hacer y luego continuas.

14.

Tú eres responsable del móvil: debes mantenerlo, limpiarlo, consérvalo para que funcione durante toda la vida útil. Los accidentes pueden ocurrir, como si se te cae al suelo, así que te recomendamos que busques una funda y un protector de pantalla para evitar sustos. Ojo dónde lo dejas, ojo aquien se lo enseñas, ya que te lo pueden quitar.

15.

Si haces un mal uso del teléfono que conlleve un gasto económico, tendrás que responsabilizarte de él. Te lo descontaremos de la paga o tendrás que realizar alguna tarea. No hagas compras por internet sin consultárnoslo, ni te metas en la publicidad que aparece en las distintas páginas. No rellenes datos personales sin nuestra supervisión. Podrías ser víctima de un delito de phishing y podrían robarte las cuentas.

16.

Si tienes dudas sobre si enviar un mensaje, no lo hagas. Déjalo apartado, piénsalo, y pasado unas horas lo revisas. Te ahorrarás muchos problemas dejando en pausa algunos mensajes.  

Sobre tu relación con otros, la privacidad y sus peligros.

17.

El móvil no sustituye a quedar presencialmente con amigos. Es importante cuidar las amistades de manera presencial, queremos que pases tiempo con tus amigos sin el móvil de por medio. Puedes descubrir cosas maravillosas que te perderás si entre vosotros media una pantalla.

18.

Nos informaremos juntos de los riesgos a los que nos enfrentamos con el uso del móvil, como: el sexting, el grooming, las adicciones al móvil, etc. Los conoceremos y aprenderemos cómo evitarlos y combatirlos, y qué podemos hacer si se da alguno. Hablaremos sobre estos temas para poder protegernos.

19.

Necesitamos que comprendas que dar datos personales tuyos o de algún miembro de la familia puede ponernos en riesgo. Por eso, no le darás información personal a nadie. Esto indica que no dirás tu nombre, tu teléfono, dónde vivimos, dónde estudias, dónde quedas, los horarios, ni cuándo vamos de vacaciones… Alguien podría utilizar esa información para dañarnos.

20.

Tienes que tener cuidado con las fotos que subas a las redes sociales o compartas a través del móvil. El dato que más nos identifica es nuestro rostro. Con una imagen damos demasiada información. Tampoco subas fotos de otras personas sin su permiso. Perdemos el control de todo lo que subimos a las redes y compartimos con los demás.

21.

Aunque confíes mucho en alguien hoy, no le mandes fotos íntimas. Recuerda que perdemos el control de todo lo que enviamos. No sabes qué pasará en el futuro. Esas fotos pueden acabar en manos de otras personas que pueden llegar a hacerte mucho daño.

22.

Si alguien te envía una foto íntima, no la descargues, ni mucho menos la compartas (puede ser un delito). Si se trata de un adulto o alguien que te está molestando debes, comunicárnoslo para poder ayudarte.

23.

No utilizarás el teléfono móvil para dañar a ninguna persona. No insultarás a nadie, ni difundirás imágenes o comentarios ofensivos, ni participarás en conversaciones dónde se lo hagan a otros/as. Si ves que están acosando, excluyendo o abusando de alguien, nos lo comunicarás para ayudar a esa persona. Recuerda no hacer nada que no harías en persona o que no te gustaría que te hicieran a ti.

24.

Si alguien te hace sentir incómodo, te insulta, te amenaza, te pide fotos comprometidas o información personal, si parece saber cosas de ti sin conocerte, si sientes miedo… desconfía y avísanos rápidamente, bloqueando a la persona, pero no eliminando las conversaciones porque son pruebas.

25.

No incluyas en tus redes sociales a nadie que no conozcas personalmente. No quedes con alguien a quién no conoces en persona, puede no ser quién dice ser. Por internet es muy fácil que nos engañen. Contacta solo con aquellos que conoces previamente de forma personal.

26.

Tu móvil ni tu identidad se dejan a nadie. El móvil no se deja, ni tampoco tus cuentas de correo ni se da la contraseña a nadie. Tampoco aceptes ni la cuenta, ni contraseñas ni el móvil de nadie y menos lo pidas.

Solución de problemas

27.

Cuenta con nosotros si tienes un problema: Utilizarás el teléfono de forma responsable. No se trata de un juguete, es algo serio que conlleva responsabilidad. Si alguna vez te metes en un lío o tienes algún problema, debes contárnoslo y buscaremos juntos una solución. Si haces algo arriesgado con consecuencias legales, nosotros también podemos ser responsables de tus actos, así que si eso ocurre, cuenta con nosotros desde el primer momento para resolverlo.

28.

Debes saber que, si no cumples las normas, tendremos que requisarte el teléfono durante un tiempo, hasta que puedas demostrar que te resulta posible hacer un uso responsable. Dependiendo de ese uso iremos ampliando o reduciendo tus privilegios y adaptando las normas.

29.

Nos comprometemos a dialogar sobre las dudas que tengas y sobre aquellas cosas con las que no estés de acuerdo.

Y hasta aquí las reglas del uso del móvil para adolescentes. Espero que os sirva de guía e inspiración para mejorarlo.

¿Te aviso por e-mail cuando vuelva a publicar?

Posts relacionados

Leave a Reply

Titonet