Personal Branding – Titonet

Captura de pantalla 2015-06-04 a las 0.23.13

.

La verdad es que no me gusta demasiado hablar sobre mi. Tampoco quiero hablar día sí y día también sobre branding, marcas o temas relacionados con ellas. Pero más de un ex-alumno me ha pedido la presentación que les enseñé a modo de ejemplo sobre mi marca personal, así que he decidido compartirla para ayudar en esto que se le llama la creación del personal branding.

 

Antes, unas breves reflexiones

.Una de las principales consecuencias de la digitalización es que las personas adquieren el mismo potencial de comunicación que el resto de organizaciones y empresas. El término potencial implica una posibilidad, pero no significa necesariamente que se aproveche esa posibilidad. Independientemente de si se consigue o no, lo importante es el hecho de trabajar sobre la marca personal. Tanto en el presente como en un futuro creo que conseguiremos mejores oportunidades en nuestra vida profesional si nos hemos dedicado a construir y desarrollarla.

.

Nos guste o no, somos una marca. Y como tal debemos explicar qué somos o qué queremos ser, así como también intentar conseguir que lo que se dice de ti sea lo mismo que lo que quieres comunicar. En mi caso, y para poder construir mi marca personal, decidí hacer lo que siempre se me ha dado bien: preparar una presentación.

.

Una reflexión que me gustaría añadir. Desde el momento que creas tu marca personal tienes que tener en cuenta dos peligros:

  • PELIGRO DE INCOHERENCIA: No puedes ser lo que no eres. Si lo intentas, más tarde o más temprano tu reputación se verá afectada.
  • PELIGRO DE ABSORCIÓN: Tu marca personal se te come. He observado profesionales que con el tiempo se han visto afectados personalmente por el carácter de su marca profesional.

.

Por tanto, desde el momento que uno empieza a construir su marca personal, la clave es el equilibro. Y para ello ‘simplemente’ hay que ser uno mismo. Ser coherente. Nada más. Creo que este gráfico representa lo que intento explicar:

.

A su vez, creo que este esfuerzo de coherencia también se lo pedimos a las marcas comerciales, ¿verdad? Pues al igual deberíamos intentar aplicarnos el mismo discurso.

.

PD. Este post va dirigido especialmente a aquellos/as que estén buscando trabajo. Espero que el ejemplo os ayude a mejorar vuestra presentación en una entrevista de trabajo.

.

Posts relacionados

5 Responses
  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: . . La verdad es que no me gusta demasiado hablar sobre mi. Tampoco quiero hablar día sí y día también sobre branding, marcas o temas relacionados con ellas. Pero más de un ex-alumno me ha pedido la presentación que les enseñ…..

  2. Jo, voy a enarbolar en tu blog mi cruzada perdida antimarca personal. Y la voy a enarbolar por lo que tú anotas como peligros: coherencia y absorción.
    Las marcas se dan de golpes para ser coherentes, gastan una passsssssstagansa en estudios, brándines, brífines, planes de comunicación, diseño, publicidad… y todo eso para cada línea/producto que tengan.
    Todo para que esta coherencia cree en el cliente una fidelidad que les permita tener sus objetivos: cuota de mercado, presencia, que donde esté yo no se meta otro… no sé, lo que sea.
    La marca en general vende algo, o quiere algo de uno (greenpeace o intermonoxfam quieren algo de nosotros, más o menos filántropo, pero lo quieren). Vamos, que en cierta forma, busca tener la confianza del cliente haga lo que haga. No está mal. Vamos a obviar lo perverso de todo esto, vale?

    Una persona no puede ser una marca. Una persona debe dudar, ser contradictorio y reconocerlo.

    Creo que estamos dando muchísima importancia a la marca personal por el rollo este de que internet son personas y tal y tal y tal y tal. Si todoh semoh personas que nos dedicamos a la cosa esta de internet (inmediata, ágil, rápida, cambiante, líquida…) tenemos que asumir que vamos a tener que meternos en senderos no previstos, quizás cambiando ideas originales y contradiciendo principios básicos que teníamos como profesionales porque las cosas cambian.

    Por no entrar en el tema de la efimeritud* de una marca personal, y más en cosas de la internet que son nuevísimas.

    A nivel personal, nos interesa ser vistos como una marca en la red? Honestamente, creo que no. La red es una red extensa de gentes de bien, pero la verdad está ahí fuera.

    Vamos, que es que estoy un poquito cansadita del temita marca personal. Trabajemos, hagámoslo bien, agradezcamos la confianza que nos da la gente que nos contrata basándose en lo que ven de nosotros y en la confianza que nuestra persona les da. Posiblemente si hemos sido honestos, no defraudaremos, tengamos o no prevista una marca personal.

    Y te lo digo yo, que tengo ocho millones de personas diciéndome que soy una marca personal, y yo, que se lo niego. Pero es que no lo soy. Soy una persona. A pesar de tener logo (el mejor logo del mundo) soy una persona. Dejadme con mis contradicciones.

    Lo que me gusta, de verdad, son las personas. No personajes ni marcas. Y tiendo a pensar (por lo que he conocido desde que estoy en el sector comunicación internet) que todos preferimos personas a personajes/marcas. Y que hablamos de “marca personal” y que la “persona” se le supone como el valor a los soldaos? Ya… y ahora cuéntame una de indios.

    Ale.
    *cómo me gusta meterle patadas al diccionario

    1. Hola Super tona,
      la verdad es que me gusta lo que dices. Pero creo que mezclas dos planos.

      En plano profesional todos nos “vendemos” para tener mejores oportunidades. En el plano personal somos personas. A mi me gusta no mezclar ambas cosas… yo tengo una vida visible (principalmente en la red) y otra privada con los mismos problemas que el resto. La marca personal ayuda a unificar una imagen de cara a tu entorno profesional, como antes hacía el CV. Son otras herramientas & otros tiempos, pero sigue siendo la misma base. Sigue ayudando a simplificar una impresión profesional de una persona…

      Creo que la clave está en saber separar bien los dos planos & no mezclarlos. Por ello yo utilizo 2 marcas (titonet & Fernando de la Rosa) y creo que es necesario que hagamos esta reflexión ya que todos nos enfrentamos al mismo problema…

      Conclusión: no se trata de demonizar* a la marca personal sino entender para qué sirve y para qué nop.

      ¿Me he explicado? Espero que sip :)

      * a mi tb me mola

  3. Vale, íbamos por dos sitios diferentes… Yo iba por la cosa esta de que en internet somos personas. Tú, ciertamente diferencias tu yo profesional de tu yo personal. Y doy fe de que los tienes bien separados porque cuando te conocí flipé, pero no lo diré más o me se caerá el cielo encima, como decían los galos, por pesada.
    Pero lo habitual es encontrarnos marcas personales pegadas a personas. Y eso es lo que me hace rechinar las meninges. Nuestro yo profesional es uno, y en mucha parte va respaldado por nuestro yo personal, pero querer que sea sólo una cosa, o querer que el yo profesional se coma al personal (mejor dicho), pues como que me parece prostituir en demasía la persona.

    Joé, como me enrollo.

    Amos, que no pensamos tan diferente…

Leave a Reply

Titonet