Equivocarse es de valientes

.

.

No hay que ser muy intuitivo para darse cuenta de que estamos inmersos en una crisis que pasará a formar parte de los libros de Historia: crisis económica, política, de modelo social, crisis de valores. También está claro que en función de cómo resolvamos lo que ocurre ahora viviremos de una u otra forma en un futuro cercano.

.

¿Pero qué significa crisis para nosotros? Por cuestiones culturales creo que asociamos «crisis» a la palabra peligro, y por ello la primera reacción es protegernos ante el nuevo entorno. No obstante, la palabra crisis también se puede interpretar como oportunidad.

.

Lo sé. Muchos ya lo sabíais. Pero resulta que hoy más que nunca existe la oportunidad de hacer las cosas de otra manera. De replantear las bases de los negocios. De revisar los modelos. De darnos cuenta de que, si aportamos valor, tenemos la oportunidad de destacar sobre el resto y diferenciarnos. Entonces, ¿por qué no nos lanzamos a aprovechar la oportunidad? Porque no todos tenemos la valentía necesaria. Hay que ser valiente para cambiar las cosas. Hay que ser valiente para cambiar lo que siempre se ha hecho. Hay que ser valiente para hacer y defender un proyecto diferente.

.

¿Qué es ser valiente? Según el diccionario significa ser esforzado, vigoroso y decidido.

Esforzado: hay que trabajar duro para llegar a un fin.

Vigoroso: sí, hay que darle mucha energía al asunto (o lo que viene a ser lo mismo, hay que sustraer energía de unas actividades para ponerlas en otras).

Decidido: hay que estar convencido de conseguirlo. ¿Cuál es el fin? En la mayoría de los casos se trata de conseguir el éxito.

.

En general, cuando hablamos de éxito nos viene a la cabeza el éxito empresarial.  Los éxitos empresariales son posibles incluso en tiempos de crisis. La de ahora no es la única, hubo muchas antes. Durante estas crisis, además, ocurrieron muchas cosas. Entre ellas, historias como las siguientes:

  • P&G desarrolla en plena crisis de 1970 la marca Pringles.
  • En plena crisis de los años 90, Intel invierte en la campaña “Intel Inside” y nace DELL.
  • En plena crisis “.com” nace Google & YouTube

.

Ahora bien, aparte de éxitos empresariales hay otra formas de éxito. En realidad, creo que vivimos un momento en el que la gente se está replanteando el concepto de éxito. ¿Qué es alcanzar el éxito? Es una pregunta muy personal y que cada uno debería hacérsela en algún momento de su vida. En mi opinión, tiene que ver con hacer aquello que a uno le hace feliz. El mayor éxito es ser feliz con lo que haces. La felicidad, en este sentido, puede ser material o emocional. En la mayoría de los casos es una mezcla de ambos. Pero ¿qué ocurre con aquellos valientes que lo intentaron y nunca consiguieron hacer una empresa como Google? ¿Qué ocurre con aquel empresario que intentó cambiar su negocio, pero que al final no consiguió ver la luz al final del túnel? ¿Qué ocurre con aquel directivo que dejó su trabajo para montar su propio negocio, y que después de 3 años aún no puede vivir de ello? ¿Qué ocurre con aquel chico que dejó los estudios para intentar hacerse un nombre como músico?

.

Creo que todas estas personas hicieron lo que les hacía felices y sólo por ello -desde mi punto de vista- son personas de éxito. Es una lástima que en este país de pandereta no se valore a estas personas. Ellos son los que hacen que las cosas cambien. Son los valientes. Ellos tuvieron el coraje de probar y equivocarse. Pero al menos lo intentaron. Intentaron cambiar. Desde aquí mi más sincero agradecimiento a los valientes porque ellos hacen que el mundo se mueva.

.

.

Posts relacionados

19 Responses
  1. Borja

    Muy buen post, comparto totalmente tu visión del momento y mi más profunda admiración a todos los valientes.

    Espero encontrar pronto el “proyecto” que me haga sacar toda la valentía que hay en mi interior.

    Un abrazo valiente.

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: . . No hay que ser muy intuitivo para darse cuenta de que estamos inmersos en una crisis que pasará a formar parte de los libros de Historia: crisis económica, política, de modelo social, crisis de valores. También está……

  3. Comparto al cien por cien tus conclusiones. Tengo una amiga que afirma que deberíamos empezar a integrar los “fracasos” como parte del proceso, sin que tengan connotaciones negativas. Tengo otra que dice que para ser feliz, ¡hay que ser valiente!
    Un abrazo,
    Mònica

  4. Hace unos días comentaba esto con algunos amigos/compañeros entre caña y caña. En España aún son vistos como vichos raros los emprendedores, arriesgados, locos, valas perdidas, aquellas personas que apuestan, lo dejan todo y crean un nuevo camino. El suyo propio.

    Por contra, en otros países, ejemplo EE.UU (no es que sea un gran ejemplo en muchos otros aspectos) pero en este sí, es alucinante como con 30 años hay personas que han creado 3 o 4 empresas y no son menospreciados, al contrario, son empujados hacia arriba. Por bancos, por asociaciones, por inversores de capital riesgo, en fin…es cuestión de mentalidades.
    No es que tenga nada contra un sueldo fijo todos los meses y tomar el café en el mismo bar todos los días, me encanta.
    Pero, crear caminos, equivocarme, cambiar de país, hace que uno se enfrente a diferentes problemas que resolver con mayor o menor acierto. Y esto al fin y al cabo, es con lo que nos quedamos, lo vivido, lo aprendido cada día, cada minuto. Como siempre, es una humilde opinión.
    De nuevo, gracias Fernando!

    1. Hay una explicación sencilla en USA, hay una cultura del nuevo mundo, de ira a la busca del oro, de ir hacia el oeste a buscarse la vida. En España tenemos una cultura basada en haber pegado un pelotazo al descubrir colón América y durante 4 siglos vivir de rentas…

      Esa es la diferencia cultural. Suerte que un factor interesante de la globalización es que las culturas se mezclan y aprendemos de lo mejor de otras culturas… así que con tiempo y con valientes cambiaremos la mentalidad.

  5. No se valora a estas personas, porque no se nos educa a valorar la cultura emprendedora desde niños.
    Yo insisto, tendría que haber materias en los colegios que fomentaran el espíritu emprendedor, y alentar asi a los jóvenes talentos, . . . que muchas veces terminan durmiendo en el sillón de la comodidad, o esperando no ser castigados, ya que convengamos, en estos momentos, los mas castigados de la película, son los pequeños, ya que los grandes, como de costumbre ni se enteran.

    Preguntemosle al hijo de un pequeño empresario abatido, si quiere seguir los pasos de su padre o prefiere terminar siendo funcionario? apuesto a que la respuesta se inclina a la segunda opción.

    Un abrazo

  6. Yo me considero uno de “esos”.
    Estoy contento porque gracias a la crisis he dado un cambio -o varios- a mi vida y tengo proyectos -unos mejores, otros no tanto- encima de la mesa.
    Otro tema, es que la valoración de los proyectos la hago de una manera muy distinta de como los hacía hace unos pocos años.
    Valoro lo que puedo aportar y lo que me pueden aportar, especialmente en grado de aprendizaje, de conocimiento, de apertura de miras, de felicidad, de conocer otras gentes, de proyección, etc…….y no unicamente el aspectos económico (que no me funciona mal del todo, admito¡¡).
    un abrazo.

  7. Hola Fernando,

    Hace tiempo que sigo tu blog y quiero felicitarte por su contenido y formato. Pero, deseo felicitarte especialmente por este artículo, que me ha parece sensacional. Favorece la reflexión de una manera positiva y formativa.

    Te he copiado casi todo el artículo en el blog (marketingponce.blogspot.com) que tenemos como un medio más para lograr los objetivos formativos de las asignaturas de Marketing que explico en la Universidad de Alcalá. Al final he pedido a mis alumnos que lo comenten y sobre todo que analicen el contenido de tu blog. En el blog de mis alumnos, hay una relación de enlaces relacionados con el Marketing y los Servicios. He incluido un enlace a tu blog.

    En este semestre, tengo unos 250 alumnos (bastantes son de otros países). Espero que no me defrauden y que al menos te envíen muchos saludos agradecidos como lo hago yo ahora.

  8. Miriam Gómez

    Soy una estudiante de ADE de la UAH, he conocido tu blog gracias a nuestro profesor de Marketing, que nos lo recomendó. Comparto totalmente tus conclusiones. Me considero una persona valiente, mi mayor éxito sería poder llegar a montar mi propia empresa algún día. Soy consciente de que tengo que acabar la carrera, después tengo que encontrar un trabajo, (cosa que no será nada fácil…) y cuando lo haga empezaré de cero y desde muy abajo, y sé también que me encontraré muchas barreras y obstáculos por el camino, porque montar una empresa no es tan sencillo, pero es mi sueño, y lo consiga o no, lo intentaré. He leído varias entradas, y la verdad me gusta tu forma de ver las cosas, y gracias a ello ahora estoy todavía más motivada.

  9. Hola

    Interesante, aunque casi 3 años después me gustaría aportar que no es lo mismo crisis que el pinchazo de una burbuja (especialmente por las .com, que no tuvieron una crisis, sino un mero pinchazo de la burbuja)

  10. Alberto

    Me gusta mucho tu concepto de cultura empresarial sostenible, responsable, generosa… que persigue la satisfacción personal/profesional por encima de la económica.

Leave a Reply

Titonet