La innovación se está comiendo al futuro

star-wars-r2d2-kenner-1995-vintage-13383-MLM76467037_2535-F

Tengo una idea que necesito sacarme de la cabeza y para eso tengo este blog. Para sacar escribir ideas y poder dedicar mi cabeza a pensar en algo nuevo. Creo que hablar tanto sobre innovación nos está haciendo perder nuestra capacidad de imaginar un futuro.

Me parece una reflexión tremendamente actual que me da pie al siguiente esquema:

modelo-innovación-futuro3

Definamos cada uno de los ámbitos:

  • Presente: Momento actual. En la gran mayoría de empresas, el foco presente se llama resultado. La explotación del negocio implica presión por la venta o mejora del margen a través de la optimización de las operaciones. La palabra clave del presente se llama resultado
  • Innovación: Como nos enseñó Alfons Cornella: Innovación es la relación directa entre ideas que genaran valor a un negocio generando resultados. (ver libro imprescindible). Una idea que no genera valor, no es innovación sino un invento. Las empresas no pueden innovar sin tener resultados. De hecho el plazo de tiempo que se le da a una innovación en el mercado para que funcione cada vez es mas corto. La palabra clave de la innovación es valor
  • Futuro: es una proyección de lo que imaginas que ocurrirá en una realidad proyectada. No vale a dos años sino a 20 años. Se trata de imaginar, de explorar los límites más allá de lo que puede funcionar. El concepto clave para hablar del futuro se llama visión

Las intersecciones entre estos mundos son críticas para entender el momento en que vivimos: 

  • Adyacente: ideas que combinan presente e innovación. Las buenas ideas tienen que tener su momento, y acertar el momento es encontrar el adyacente. Algo que igual no rompe moldes pero que el mercado es capaz de entender y que genera un avance respecto a lo que existe en el mercado. 
  • Disrrupción: Es una innovación que cambia un mercado porque se acerca a lo que será el futuro. Hemos vivido pocas innovaciones disruptivas pero el iphone, ipad, facebook y un sinfín de servicios tecnológicos están transformando la realidad (presente) y nos han acercado a mundos diferentes (futuro). 

 

Algunas reflexiones la correlación sobre presente-innovación-futuro:

  • La presión del presente recorta el tiempo que muchas empresas sostienen una innovación
  • La innovación es un proceso de búsqueda constante de dónde se encuentra el valor a través de 99% de errores. El presente busca 99% de aciertos. 
  • Ser visionario está mal visto en el managment moderno, porque tener visión es hacer una apuesta y eso puede comerse el presente para construir un futuro mejor, pero seguro que diferente. 
  • Uno de los grandes déficits de las empresas actuales reside en la falta de visión de sus managers y directivos. Para comprobarlo qué mejor que preguntarles ¿Como será nuestro sector en 30 años?
  • La tecnología impulsa conocimientos, acelera el acercamiento hacia futuro. Esto hace que vemos innovaciones como ciencia ficción, pero esto nos impide soñar en más allá.
  • Los humanos han sido exploradores y creadores de futuros, no explotadores de presentes. 
  • A la educación se le exige practicidad (presente) en su impartición, esto resta capacidad de proyección (futuro). De hecho, la educación debería recuperar su propósito original y es ofrecer un punto de vista.

 

¿Hablamos del futuro?

Para ejemplificar lo que cuesta proyecta hacia el futuro, Me gustaría dar mi visión sobre el futuro de la educación. 

  • Propósito: No estudiaremos para mejorar nuestras oportunidades profesionales sino que estudiaremos para ser más libre. La educación impulsará el talento y no las profesiones. Entender tu talento es aprender que tu pasión debería ser tu trabajo para ser feliz. 
  • Social: En una sociedad donde competimos contra la inteligencia de los algoritmos y los datos a los que tienen acceso, el derecho al conocimiento será una demanda social. 
  • Personalizado: Aprenderemos cuando lo necesitemos y a través de la forma en que nos vaya mejor ya que el conocimiento será 100% disponible. No debatiremos sobre el sistema educativo, sino sobre mi sistema de aprendizaje. 
  • Formación empresas: Las empresas dedicarán un 50% del tiempo de su talento a capacitación ya que el desarrollo de sus equipos será su única ventaja competitiva. 
  • Enfermedades: Existirá una enfermedad diagnosticada que se llamará infoxicación que tendrá tratamiento al igual que el stress o las drogadicciones. 
  • Control: La educación estará controlada por dos empresas que gestionarán todo el conocimiento mundial
  • Analfabetismo: Habrá una masa social grande sin utilidad y capacidad de colocación por ser seres desactualizados.   

 

Cuando lees estas afirmaciones lo primero que viene a la cabeza es que suena naïf o poco realista. De hecho se trata de esto: imaginar el futuro es no pensar en el presente. Creo que necesitamos ese ejercicio para poder dirigir nuestra vida, nuestros negocios y nuestra sociedad. 

pd. Gracias Chema por la joya que inspiró esta reflexión: cómo antes pensábamos en el futuro más que en el presente