La buena educación digital

Creo que no os sorprenderá si digo que hay muchas personas que no saben comportarse de forma correcta con la tecnología. Abunda el insulto o el sobre postureo en algunas redes sociales. Existe un uso excesivo de móviles en muchas personas. ¿Qué significa ser “bien educado” en la sociedad digital? Hoy me gustaría hablar sobre la buena educación digital.

Como veo que hay gente que no tiene tiempo de leer en exceso este es el índice de lo que voy a hablar 

Dos ejemplos de mala educación digital

Welcome to the jungle

Si alguien se ha metido últimamente en Twitter abundan las críticas, los insultos, los acosos, la denuncia, las noticias falsas… parece que lo importante es tener la razón, por encima de informarse, descubrir cosas nuevas o debatir.

Cuando nos vamos a Linkedin, recibes spam de forma continuada de contactos nuevos, que sin pudor te vienen a vender lo que tienen, sin mirar si te interesa o lo necesitas.

Cuando pasas a Instagram te das cuenta de que aquí no hay pandemia. Todo el mundo tiene una vida perfecta, un cuerpo perfecto y unas vacaciones perfectas.

Este espectáculo genera un cierto desaliento y nos hace recordar la importancia de saberse comportar de forma correcta para evitar destrozar canales de comunicación imprescindibles para nuestra dieta de información.

El móvil en el restaurante

En otro ámbito. Es muy interesante fijarse lo que hacen las personas en un restaurante con su móvil. Hay personas que lo guardan. Otros lo ponen encima de la mesa boca a bajo. Otros boca arriba. Ese simple gesto denota intención, y ayuda a entender el respeto e importancia hacia el resto de comensales. Es un gesto, consciente o inconsciente que denota buena o mala educación digital.

Si lo piensas, cuando alguien mira el móvil, lo que da a entender – de forma explícita o implícita – es que las personas a las que está conectada son más importantes que las personas que tiene delante suyo. Por supuesto, siempre puede haber una urgencia, pero es el menor de los casos.

El móvil se ha convertido en un mecanismo con una capacidad increíble para abducir la atención de las personas y alejarles de las personas que tienen delante. 

La atención es el recurso más escaso. Sin ella no hay entendimiento, es imposible la conversación simplemente porque no hay escucha. Si no escuchamos con toda nuestra atención, nunca entenderemos al que tenemos delante. Sin entendimiento es difícil la convivencia. 

La buena educación y los buenos modales. 

¿A qué nos referimos con eso de la buena educación o el saber estar?

La buena educación son el conjunto de comportamientos que ayudan a la mejora de la convivencia entre personas. La regla es clara: la buena educación son todos los comportamientos que, como individuo para mejorar la armonía y convivencia entre las personas con las que te relacionas,

La definición de las reglas de comportamiento pasa por el respeto al resto, la amabilidad con todos, la búsqueda del bien común y la conciencia del avance que supone para la sociedad. 

Yo me imagino que algo parecido debió ocurrir a principios de siglo con la irrupción de coches en las calles. Cada uno conducía por dónde y como quería hasta que – por el bien de todos – se fijaron un conjunto de reglas que tardaron un tiempo en concretarse, y otro tiempo hasta llegar a ser aceptadas de forma global. 

La aparición de una tecnología relevante que cambia comportamientos, implica un retraso en la definición de las buenas conductas.

@titonet

La Netiqueta, un primer acercamiento 

La primera referencia que hablaba sobre ello es el libro Netiquette4 de Virginia Shea hablaba de 10  normas básicas. Es del año 1994. Así que seguro que todos lo habéis leído antes de entrar en Internet (=sarcasmo). Virgina Shea hablaba de 10 normas básicas:

  1. Recuerda que te comunicas y relacionas con personas. No hagas a otros lo que no te gusta que te hagan a ti.
  2. Compórtate en Internet igual que lo haces en tu vida real
  3. Ten presente en qué entorno estás comunicándote, las reglas son diferentes según donde estés.
  4. Respeta el tiempo de los demás, no se lo hagas perder si no es necesario.
  5. Muestra tu lado bueno en tus conversaciones en línea, escribe de forma correcta y sencilla.
  6. Comparte conocimiento útil y relevante, escribe sobre lo que sabes.
  7. Ayuda a mantener el control en las situaciones controvertidas.
  8. Respeta la privacidad y la intimidad de los demás.
  9. No abuses de situaciones ventajosas que puedas tener, saber más que otros no te faculta para aprovecharte de los demás.
  10. Disculpa los errores de otros. Trata en privado y amablemente conversaciones delicadas.

Creo que se trata de una muy buena base de trabajo. Creo que aparece ya el concepto de igualdad, el de privacidad o el valor de usar el medio para hacer el bien. Estos comportamientos son igual de vigentes en la actualidad, pero igual hay otros que deberíamos actualizar

Actualizando la buena educación digital 

Desde el 1994 al 2020 han cambiado algo las cosas en los espacios digitales y esto nos lleva a revisar algunos puntos para sacar un decálogo de buenas formas que veremos al final.

¿Qué ha cambiado?

1- No existe la frontera digital

La tecnología en movilidad obliga la revisión de comportamientos más profunda. Ya no existen comportamientos en Internet y fuera de Internet. La frontera digital hace tiempo que se diluyó. Somos seres conectados y lo mismo que decimos a alguien en twitter, acaba convirtiéndose en una forma de discusión en persona. Ya no vale lo de “compórtate igual que en la vida real”.

2- La atención es el principal recurso escaso

La hiper conectividad nos lleva a la infoxicación. La infoxicación nos lleva a una falta evidente de atención. La atención nos lleva a brechas en el conocimiento , o nos lleva a la procrastinación. La infoxicación repercute en una dejadez en nuestras relaciones. No profundizamos en nada. Nos volvemos superficiales. La necesidad de una dieta informativa y saber cuando estar conectado / no conectado es un elemento fundamental para la buena convivencia.

 3- La polarización social

El negocio de las redes sociales consiste en tenerte el mayor tiempo dentro para que veas anuncios. Los algoritmos, los bots, la usabilidad… está todo pensado para que te sobreexcites. Es normal que veas conspiraciones por muchos lados. La red se ha convertido en un mecanismo de manipulación masiva.  Todo está pensado para enfrentarte a los que no piensan como tú. Corren los bulos, las noticias falsas y la desinformación, convirtiendo un espacio de información un elemento extra de desasosiego en tiempos de incertidumbre.

4- El Acoso digital o Netbulling

A través de las redes de comunicación (para evitar llamarlas redes sociales), se incrementan y amplifican los casos de abuso y acoso. Los troles existen, pero más allá de ellos, el anonimato permite abusos. Cuando alguien no puede ser identificado, se comporta en muchas ocasiones con impunidad. La sensación de impunidad lleva a la corrupción del individuo.

5- La enfermedad del postureo

La definición de postureo ronda algo parecido a la que sigue: “Comportamiento poco natural de una persona que se esfuerza por dar una imagen pública para conseguir la aprobación de otras personas.” Como seres sociales buscamos ser parte de un colectivo y conseguir la aprobación de nuestro entorno. Los comportamientos en búsqueda de esa función social está fuera de control para muchos colectivos. Proyectar algo que no eres o no tienes, te lleva a un vacío existencial. Este vacío desgarrará mucha expectativa de bienestar de muchas personas.

6- El Spam y la irrelevancia. 

Todos tenemos que ganarnos la vida. Queremos construir una imagen interesante, proyectar nuestras ambiciones. De la misma manera utilizamos los canales de comunicación a nuestro alcance para empujar nuestra profesión, nuestro negocio o nuestra empresa. La posibilidad de vender o promocionar, genera una abundancia de mensajes interesados que no aportan valor a la gran mayoría de receptores. Una red de información llena de Spam, pierde toda utilidad.

La buena educación digital

Este es un listado de los 10 comportamientos que creo que construyen una mejora de la sociedad digital. 10 reglas simples para analizar si tenemos buena educación digital o no:

1. Te relacionas entre iguales

Recuerda que te relacionas con personas, como tú. No hagas a otros lo que no te gusta que te hagan a ti. Todas las personas pueden tener opinión y no coincidir con la tuya. Disculpa los errores de otros. Trata en privado y amablemente conversaciones delicadas que a ti no te gustaría que quedaran públicas.

2. Tu perfil te avala para participar

Tu perfil digital es una garantía de buena educación digital. El anonimato proporciona un escudo para comportarte de forma diferente. Tu perfil completo te lleva a pensar lo que dices y lo que haces.

3. Cuida la privacidad de los demás y la tuya. 

No compartas nada que identifique a terceros y cuida los derechos de tus datos. Antes de hacer o publicar una foto donde aparecen terceros pide permiso. Revisa de forma continuada tu nivel de privacidad. El mal existe y puede utilizar tus datos para fraudes, robarte o aprovechar tus inseguridades.

4. Respeta la atención de los demás

Respeta la atención de los demás. Piensa cómo, cuando, dónde va a recibir el mensaje el receptor (Mensajes por Whatsapp a las 3am??). Si no es el momento adecuado, no lo hagas. No añadas más bits de los necesarios. No hagas spam. Si no estás seguro de que interesa el mensaje, mejor te lo guardas hasta estar seguro.

5. Añade siempre algo y cita las fuentes

Escribe sobre lo que sabes. Comparte y opina sobre lo que lees. Si es interesante compártelo con tu red. Cuida lo que compartes. Antes de compartir, revisa que es cierto. Las fake news se nutren de compartir información sin verificar. Cuando revisas la fuente, aportas un valor a tu red. Menciona la fuente cuando compartes, saber el origen ayuda a tu red.

6. Entiende dónde estás 

El contexto es crítico. Cada espacio digital tiene su lenguaje & sus reglas. Entiéndelos, estudia su contexto y lenguaje antes de participar. No hacerlo contaminas el medio. En meneame hay un tipo de lenguaje, diferente al de twitter, diferente al de facebook y al de linkedin.

Compartir tus fotos de instagram en linkedin, con el texto de twitter, no es la mejor muestra de tu dominio del medio y el respeto a los que estás conectado en esta red.

 

7. Cuidar el lenguaje educa

Cuida el lenguaje, la ortografía, la expresión. La cultura se cultiva, se define con cada pequeña acción. Antes de publicar toca releer, usar palabras adecuadas, si no estás seguro de alguna palabra búscala en el diccionario. Cada palabra cuenta – y os lo dice un disléxico.

8. El abuso se denuncia. 

Denuncia el acoso, no te tomes la justicia por tu cuenta. El mejor mecanismo para luchar contra la desigualdad en no permanecer inmune.

El mejor mecanismo para reducir el spam en linkedin es denunciarlo en la plataforma. Si no quieres recibir Spam en tu e-mail añádelo a las blacklists. Si quieres evitar la incitación al odio, sigue a Trump y los mensajes que incitan a la violencia denuncialo en twitter.

Cada plataforma tiene sus mecanismos. Si no es suficiente utiliza la denuncia a las autoridades. El acoso, el abuso, se denuncia. Punto.

9. Haz el Bien. 

Todos deberíamos saber diferenciar entre lo que está bien y lo que está mal.

Lo que está bien. Cada mensaje debería ayudar a construir un espacio informativo, instructivo, colaborativo que te ayude a ti y a tu entorno. Creo que cuesta muy poco ser agradecidos, pedir disculpas, expresar admiración o felicitar por el tiempo dedicado. Sin estas costumbres, ¿Qué tipo de sociedad estamos creando?

Lo que está mal: Alardear es generar envidia. El postureo genera angustia en muchas personas. Criticar la vida de los demás, sus ideas, su forma de vida. Aprovechar tu mayor conocimiento para ridiculizar a otro.

10. Desconecta y ayuda a desconectar.

La sociedad digital necesita encontrar un equilibrio. Las horas delante de una pantalla, a pesar de los beneficios que proporcionan y los nuevos riesgos a los que nos expone.

Como seres conectados tenemos la necesidad de mirar el mundo sin conexión y saber entender dónde marcar los límites. Los que tenéis hijos ya sabéis de lo que hablo. El resto pensar si 6h 8h conectados es bueno para vuestro equilibro mental o físico.

La huella de nuestra civilización

Vivimos un hecho sin precedentes. Estamos documentando toda nuestra civilización. Lo que sabemos de la civilización griega, romana son pequeñas muestras. En nuestro caso estamos grabando todas las interacciones sociales de casi todos los individuos del planeta.

Imagínate que alguien, en el 2300 analiza todo tu comportamiento y el de tu entorno… ¿qué idea tendría sobre nuestra época? Creo que la tecnología conlleva una responsabilidad sobre nuestro presente y nuestro futuro.

Gracias por tu atención.

¿Te aviso por e-mail cuando vuelva a publicar?

Posts relacionados

Titonet