La basura digital

El hombre es el único animal que si desapareciera de la Tierra el mundo mejoraría en muchos aspectos. Habría mejor aire. Más plantas. Más especies. Más de todo. Hay que reconocerlo, no somos seres sostenibles. Hablamos de la importancia de concienciarnos sobre este tema en un mundo en el cual hemos abusado de unos recursos que no son infinitos. ¿Empleamos la misma actitud en el mundo digital? ¿Somos capaces de aplicar el concepto de sosteniblidad a nuestra actividad online?

.

La respuesta es… no. Generamos mucha basura digital. Abandonamos, por ejemplo, perfiles en redes sociales y no somos capaces de cerrarlos. Ocupamos dominios que no se utilizan. Hay una cantidad enorme de espacios sociales abandonados. Dejamos un rastro enorme que no se ve. Estamos ensuciando el entorno digital.

.

.

Claro, a las empresas de servicios les pagan por abrir, no por cerrar. Es muy ilusionante crear, pero parece que no gusta tanto finalizar un proyecto. Las marcas no son conscientes de que generan basura digital (básicamente porque a nadie le interesa, ya que no es negocio). Pero no hay nada más desalentador para este (nuevo) mundo que ver comentarios de usuarios preguntando cosas en espacios que nadie gestiona. Porque se abandonaron. Porque son basura.

.

En conclusión, nuestra actividad en Internet genera un montón de basura digital. ¿Esto es sostenible? ¿El espacio digital es infinito? Hay recursos naturales que dábamos por infinitos y no lo eran. Soy consciente de que no es lo mismo, pero creo que deberíamos empezar a clamar un poco de responsabilidad. Por el bien del mundo digital. Por un futuro sostenible de nuestro entorno digital.