Los retos de la educación del SXXI

education-is-the-most

Vivimos en un tiempo privilegiado donde vamos a poder participar en primera persona de la definición del futuro de nuestra civilización. Son muchos los cambios que vamos a ver y uno de los ámbitos que sufrirá una mayor transformación será la educación. Desde el lanzamiento de Foxize School he recopilado las siguientes reflexiones  sobre los grandes retos de la educación a los que se enfrenta en el SXXI. Creo que el debate sobre si el MOOC es el futuro de la educación es un hype y carece de interés. Por eso me parece relevante centrar el debate sobre los retos de la educación en los verdaderos retos que desde mi humilde opinión son:

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 1. ¿Cómo sabes lo que no sabes?

El gran reto de la educación está en ayudar a las personas a darse cuenta de las cosas importantes que no saben y que les afecta en su vida. En muchos casos disfrazamos nuestra ignorancia a través de barreras mentales. Las barreras mentales son juicios preconcebidos sobre algún tema que impiden al individuo entender la necesidad de adquirir un conocimiento nuevo. Es verdad, la certeza de lo poco que conocemos genera vértigo e inseguridad, pero en un mundo con cambios constantes, es fundamental desarrollar la capacidad de romperlas. Por ello el principal reto es abrir los ojos de las personas sobre su ignorancia para que entonces descubran su sed de conocimiento, en un mundo que se va a transformar completamente. Sin motivación, no se produce el acceso a conocimiento.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 2. ¿Cómo aprendo a aprender?

Antes de empezar a aprender, igual deberíamos de revisar tu procedimiento de retener  conocimiento. Cuando entras en una clase y ves gente con libretas, papales sueltos, con ordenadores, con tabletas o incluso sin nada te das cuenta de la dificultad de la tarea de que todos retengan conocimiento. No se trata de ir a clase para recibir más información, sino tendríamos que conseguir reducir la brecha del conocimiento. No más información, sino más conocimiento. El reto de pasar de memoria temporal a memoria permanente en un mundo con constante acceso a la información es fundamental. Estoy estudiando mucho sobre este tema, así que espero poder lanzar un curso sobre esta temática en breve.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 3: ¿Cómo evaluamos el valor del conocimiento? 

Estamos en un sistema formativo regido por dos variables: tiempo & dinero. Las carreras son de 4 años y cuestan X. Un máster es de 400h por un precio de Y. Hemos creado un marco de referencia basado en variables que no tienen que ver con el conocimiento. ¿Cuanto vale que un profesor te abra los ojos sobre algo que nunca habías pensado? Mucho, pero tendemos a evaluar la satisfacción en base a variables de coste. Ir a una clase y recibir una idea virus que te revuelve y te hace pensar, vale un mundo aunque la clase haya sido sólo de 5 minutos. No evalúes tu formación en base a lo que te ha costado sino evalúala a través de las nuevas oportunidades que te permite. El reto de la formación es enorme en este caso: tiene que cambiar un marco de referencia.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 4: ¿Cual es el coste coste de oportunidad de la educación? 

Visto en perspectiva, gran parte de los 5 años que estudié mi carrera, fue una pérdida de tiempo. El coste de ese tiempo perdido nunca lo recuperaré. Podría haber concentrado en las 10 cosas elementales y a partir de ahí empezar a trabajar. Si sumas ese coste de todas las personas, sale una brecha enorme de coste de oportunidad de un país. El reto de la educación es convertirse eficiente en  valor y que no haga perder un tiempo cada vez más escaso.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 5: ¿Cómo paso del ‘saber’ al ‘saber hacer’? 

Nos dirigimos a una velocidad de la luz a una sociedad desequilibrada con una clase emergente terriblemente bien informada y con un acceso a cualquier tipo de saber a la distancia de un clic. ¿Quieres hacer un pastel de zanahoria y nueces? Entras en google y consigues la receta. El problema no está en el acceso a la información. El reto está practicar esa información para transformarla en conocimiento. Ese ‘saber’ hacer implica ‘practicar y equivocarse’. Hasta que no lo has hecho mal unas cuantas veces no creas tu propia receta.  Sin práctica es imposible tener criterio. El mercado de la educación se basa en gran parte en un método caduco y sin sentido, fruto de la falta de inversión en herramientas para que los alumnos practiquen.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 6:  ¿Cómo conectamos la educación con la realidad?  

Hace ya más de 40 años que aparición el método del caso, y se aplicó con mucho éxito para el desarrollo de las escuelas de negocio. Esta metodología con mejor/peor fortuna se ha ido aplicando a otras disciplinas. Pero los casos se han convertido en muchos casos en literatura barata para discusiones sin fin. Por ello surgen con fuerza un movimiento que cambiaran la educación: educar en base a problemas, retos sobre los que los alumnos tengan que trabajar, pero no escritos en un documento, sino basados en realidades. El reto de las escuelas está en cómo conectamos con el mundo real al mundo educativo, para evitar que la crear estudiantes con conocimientos caducos cuando salen al mercado.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 7: ¿Cómo certificamos el conocimiento más allá de los títulos?

Una cosa está clara. Cuando pagas miles de euros por un curso, máster o seminario eres muy exigente con lo que estás recibiendo. Les hablas a los profesores y directores de programa sobre tus necesidades e inquietudes. Pocas modificaciones se pueden hacer a lo largo del curso, ya que los programas se diseñan de año a año. Es por esta falta de flexibilidad que muchos alumnos acaban frustrados. Lo que es interesante ver que pocos de ellos hablan sobre esta insatisfacción. Claro, hablar mal de una inversión que has realizado va en contra de ti mismo. Por ello pocos hablan mal del título, a pesar que hay muchos muy poco satisfechos con el conocimiento adquirido o la utilidad de lo recibido. Otro reto de la educación se encuentra en certificar de forma independiente y objetiva el conocimiento de cada persona, más allá del título que haya pagado.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 8: ¿Cómo conseguimos personalizar la formación?  

No todos somos iguales, por lo que… por qué debemos aprender de la misma manera. Creo que el reto de educadores es a poder ayudar a desarrollar las capacidades individuales de cada alumno, y no en forzar a que todos tengamos la misma educación. La igualdad es un término desvirtuado en nuestra sociedad. Lo importante es la equidad (mismas oportunidades) no la igualdad (todos iguales). El reto está desarrollar una formación personalizada basada en las capacidades individuales de las personas y no en programas que buscan igualarnos y adoctrinarnos.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 9: ¿Cómo traducimos el lenguaje de la educación? 

Si alguien ha tenido que dar una clase a niños de 16 años te das cuenta lo difícil que es conseguir su atención. A mi me tocó explicarles profesiones y me sorprendió lo mal considerada que tenían la profesión de comercial. Por mucho que les explicara la labor fundamental de un comercial (leer más en la venta es la vida), por mucho que les explicara que ventas por inercia no existen, no conseguí atraer su interés. En un momento determinado decidí explicar que un buen comercial es un tipo que sabe ligar, es ser capaz que otra persona quiera comprarte. En ese momento conseguí el 100% de su atención. La educación tiene un reto mayúsculo en traducir su contenido al lenguaje entendible de los alumnos.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 10: ¿Cómo formamos en competencias y no en profesiones? 

Admiro muchísimo a los arquitectos. Son gente que construyen y hacen tangible una idea en papel. Para hacerlo tienen que estudiar muchos años (6/8?). El problema para un arquitecto hoy en día es que no encontrará trabajo ya que no se construye. Pero en cambio es un profesional con unas competencias admirables: es capaz de gestionar personas, proyectos complejos, proyectar procesos y incluir una parte de diseño (sobretodo funcional). Creo que la perspectiva de profesionales capacitados, más que profesiones estudiadas ayudan al individua a poder adaptarse a los cambios del mercado de empleo con más facilidad. Me gusta mucho la frase de que el sXXI es asistirá al nacimiento de una nueva clase social: la clase creativa, y para que este surgimiento vaya más allá de un tweet, la educación debería plantearse cómo apoyará esas capacidades.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 11: ¿Cómo es el profesor del sXXI? 

Tal como decían “Los hiper-vinculos socavan las jerarquías” (the cluetrain manifesto). El rediseño de la función del profesor es un factor central dentro de la educación. Le exigiremos liderazgo, disciplina, enfoque práctico experiencia reales… vaya un súperman. Lo que sí que  debemos plantearos en su contacto con la realidad más allá del aula. ¿Debe ser un profesional en activo o con dedicación absoluta a la educación?

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 12: ¿Qué valores queremos para la sociedad del sXXI? 

Desde que lanzamos Foxize School nos hemos encontrado con una reacción muy poco amigable de algunos  de participantes en el sector de la formación. Se ve la competencia en algunos casos como una deslealtad (más si has sido profesor), y se te tacha de enemigo. Este contexto de competitividad es la fuente que ha generado los grandes problemas que vivimos en la actualidad (corrupción, falta de ética, menos responsabilidad política). Creo que deberíamos de ser vistos como un interesante experimento que puede ayudar a ver hacia donde va el sector de la educación. El reto de la educación se encuentra en ir más allá de los intereses individuales o corporativistas y entender lo mucho que está en juego: los valores sobre los que vivirá la sociedad de las generaciones futuras.

 

RETO DE LA EDUCACIÓN 13: ¿Cómo aprendemos a Des-Aprender?

Frente a una sociedad en un cambio exponencial el desaprendizaje se vuelve en un elemento crítico. Desaprender, no se trata de olvidar lo que hemos aprendido, sino no ser esclavo de ello. Frase prohibida es la de “Siempre lo hemos hecho así”. El desaprendizaje se basa en pasa de “lo que sabemos hacer bien” a “por qué lo sabemos hacer bien”.

 

Espero de que compartáis conmigo que este debería de ser el debate entorno al sistema educativo.