El anonimato

El anonimato de las personas nos lleva a ser aquello que no somos. Cuanto te sientes identificado, sigues todas las reglas sociales. Cuando nadie te observa, puedes sentir la tentación de comportarse de forma diferente.

¿Serías infiel si supieras que nadie se enteraría? ¿Insultarías a alguien si supieras que nuncas serías identificado? La realidad en muchas redes sociales es que la gente se siente impune y por ello se comporta de forma diferente.

Un ejemplo sobre el anonimato.

En los restaurantes nonno y boing boing montaron una fiesta para solteros y solteras. Los chicos en uno, las chicas en el otro restaurante. Las chicas tenían un teléfono en la mesa y los chicos podían llamarles.

Lo que ocurrió fue que los chicos se pusieron a llamar haciéndose los chulitos, riéndose y apodándose entre ellos como Tarzán, Trípode… Horas más tarde el anonimato llegó a su fin y se encontraron.

Sin embargo, las chicas sabían en qué mesas estaban los chicos que les interesaban. Así que una de ellas se acercó a una mesa y preguntó por el “Trípode”. El pobre se quedó totalmente avergonzado y entonces apareció su lado más humilde.

Qué valiente es la gente cuando piensa que no se le puede identificar.

Así funciona el anonimato.

¿Cambiarías tu comportamiento si nadie te viera? Creo que muchos lo hacen y es lo que ocurre en Internet. Podemos criticar, podemos destruir lo que hace la competencia, podemos ser terriblemente injustos.

Total, nadie se enterará. Así pues creo que en cualquier proyecto en el que pedimos la participación de los usuarios debemos distinguir entre las opiniones identificadas y las que no. Al final todos sabemos que nuestros nicks se pueden rastrear fácilmente, ya que con cada una de las acciones que hacemos vamos creando nuestra reputación digital. .

Algo muy curioso nos está pasando con un proyecto de Seisgrados. El proyecto se llama Coco y Lola. Ellas tienen un blog de contenidos de entretenimiento y un sponsor (VW – Polo).

Resulta que como son guapas y atrevidas, reciben muchos comentarios de los gallitos, los anónimos, los trípodes, pero luego resulta que cuanto tienen que hablar realmente con ellas, aparece el corderito que llevan por dentro.

No deja de ser divertido ver lo que podemos llegar a cambiar todos cuando pasamos de ser individuos a anónimos.

Algo más de info – wikipediamicrosiervos .

Si te ha gustado, no dudes en volver :)

¿Te aviso por e-mail cuando vuelva a publicar?

Posts relacionados

Titonet