Auditoría de conocimiento: ¿Y tú cuánto sabes?

Conocimiento
Hay una conversación que se está volviendo habitual en muchos con colegas de profesión: qué difícil es adquirir nuevos conocimientos. Seamos honestos, lo que oyes en conferencias, en un porcentaje muy alto, ya te suena. Ves videos y lees artículos que hablan un poco de lo mismo. Vas a cursos y cada diez te aportan menos. Creo que si eres profesional conectado, entiendes a lo que me refiero sin problemas.
Si te has sentido identificado, creo que necesitas foco. Para aprender cosas nuevas hay dos temas imprescindibles: saber lo que sabes y por otro lado, saber lo que te gustaría aprender. Para ello hoy voy a compartir un ejercicio muy básico que he hecho yo personalmente: una auditoría de conocimiento personal. Si realmente te interesa aprender, deberías ser capaz de contestar a una pregunta muy simple ¿Y tú cuánto sabes?

Contexto de aprendizaje

El mundo de la formación ha cambiado de forma radical con la llegada de las nuevas tecnologías y a pesar de ello la oferta formativa no se ha movido apenas. Para entender el cambio creo muy relevante entender las claves.

1. No es lo mismo formarse que aprender

Parece una obviedad pero no por ello menos relevante. Puedes formar a un perro para que hable inglés, otra cosa muy diferentes es que llegue a aprender (vía @elazcanor). El proceso de aprendizaje es un trabajo personal de conectar lo que sabes con lo que recibes. Ante este proceso individual es terriblemente complicado ayudar a la gente a aprender si no sabes su punto de partida.

2. Infoxicación

En un mundo con una creciente sobrecarga de información, debemos gestionar nuestra dieta de información para no caer en la llamada infoxicación. Este término fue acuñado por Alfons Cornella hace más de 20 años, habla del estrés fruto de la cantidad de información que recibimos. Hoy más que nunca como emisores de información que somos todos, tenemos una responsabilidad enorme para ayudar a aprender mejor en dar menos información, pero de cosas relevantes y ciertas. Menos información, pero más relevante. 

3. Sobre el criterio

Hoy en día, estar informado no es difícil. Otra cosa muy diferentes es entender la información, formar un criterio, y evaluar si lo recibido es cierto o no. La transformación de la información y asimilación requiere de síntesis y puesta en práctica. Este blog es mi mejor herramienta para formular criterio. Si no eres capaz de compartir lo recibido, probablemente no los has asimilado del todo.

3. Las variable clave del aprendizaje: la motivación

Se habla mucho de aprendizaje, pero poco, muy poco de cómo se produce. Creo que uno aprende lo que le motiva. Aquello que no te motiva, cuesta y en general se olvida. Por ello creo que si quieres entender lo que quieres aprender, primero entiende lo que te motiva. Para ello no se trata de entender qué temas son, sino sobretodo ¿Por qué te motiva? Sin saber la razón principal, es difícil, muy difícil que aprendas.

4. Cuanto más sabes, más esfuerzo tienes que hacer para aprender

Cuantas más cosas sabes, más esfuerzo te cuesta aprender cosas nuevas. De hecho, lo que aprendes en muchos casos, no es lo que te explican o lo que lees, sino de cosas que tienes en la cabeza que las conectas tu mismo. En muchos casos necesitas conectar de forma “lateral” es decir, oír de otros temas no relacionados con lo que sabes es la mejor manera para aprender de lo tuyo.
Ante este contexto creo que es crítico hacer un trabajo personal sobre las cosas que sé y las cosas que me interesan. Fruto de este trabajo personal he desarrollado esta auditoría de conocimiento. Los que no queráis hacer el proceso personal, siempre podéis ir a los test de foxize y evaluar vuestro conocimiento de forma rápida.

Auditoría de conocimiento

Este es el resultado del proceso que después explico en 4 pasos:
Auditoria-Conocimiento
Paso 1: Temas que sabes
La hipótesis básica que me he basado para poder estructurar la auditoría de conocimiento es simple: “Tu sabes lo que eres capaz de explicar y compartir”. Si no eres capaz de compartirlo es que igual no lo tienes asimilado.
En mi caso considero yo comparto conocimiento a través de dos caminos básicos:
  1. Los cursos que doy y tengo preparados. En la actualidad sólo doy clases dentro de Foxize.
  2. Las cosas que escribo en este blog o temas que estructuro en presentaciones.
Paso 2: Agrupación por áreas
En mi caso he estructurado mi conocimiento  basado en las siguientes categorías:
  1. Visión estratégica: conocimiento que ayuda a tener una mejor visión para anticiparse.
  2. Modelos: técnica para ayudar a estructurar procesos de trabajo y dotar de metodología la toma de decisiones.
  3. Educación: elementos vinculados en la mejora del aprendizaje de las personas y los posibles modelos de la educación del futuro.
  4. Habilidades: Lo que sé hacer y tengo incorporado en mis hábitos de trabajo.
  5. Emprendimiento: He creado 4 negocios y creo que alguna experiencia tengo al respecto.
  6. Valores & principios: Aquellos elementos que son la base de mi comportamiento. Corresponden a valores básicos e innegociables de mi personalidad.
Paso 3: Grado de profundidad
Una vez tengo el listado de temas, empiezo a analizar cuales son los temas que tengo perfectamente consolidados, aquellos que tengo a la mitad y los que sólo tengo un primer acercamiento superficial. En base a esta distinción he marcado los temas de un color (gris como consolidados), blanco en proceso así como algunas indicaciones de cuan en proceso está los temas.
Paso 4: Prioridades
El último paso he señalado en rojo aquellos temas que considero prioritarios profundizar en los próximos meses. Gracias al mapa, puedo dirigir mi foco de los próximos meses a temas de modelos colaborativos, analítica, aprendizaje & gestión de redes y ecosistemas.
Gracias a estos pasos he creado la auditoría de conocimientos personal. El software que he utilizado en es Simplemind, pero os puede servir cualquier software de mapas mentales.

Reflexiones

Algunas ideas que me gustaría compartir del proceso de auditoría de conocimiento:

  1. Tengo un total de 20 temas estructurados en formatos de 3-5 horas. Esto daría a poder tener estructurados entre 80 y 100 horas de conocimientos. Espero poder dar un salto en 5 temas en los próximos meses y me parece un ritmo razonable de adquisición de conocimientos.
  2. Mi perfil de conocimiento es de una persona técnica: tengo más conocimiento estructurado en modelos que der resto de categorías. Los que me conocéis sabéis que necesito modelar mis experiencias para entenderlas.
  3. Creo que todos los profesionales del conocimiento deberíamos tener un mapa de conocimientos como punto de partida básico para aprender mejor y tener foco sobre lo que quieres aprender. 
  4. Estaría muy bien tener un mapa comparativo a lo largo del tiempo para saber los temas que vamos aprendiendo. De hecho, revisando este blog me encontré que ya había hecho un primer acercamiento a una auditoría de conocimiento en el año 2011. En aquel entonces, creo que sólo tenía estructurado 4 sesiones de 3 horas (12h)
  5. Para entender las claves de cómo aprendo sería relevante poder estructurar mi modelo de aprendizaje. Pero una de las piezas principales que he tenido ha sido crearme el hábito de ir a clase una vez al mes. Sí foxize, me ha a ayudado mucho y es por eso que creo que estamos trabajando sobre un modelo de aprendizaje y no de formación.

Si te ha gustado deja un comentario, que parece que últimamente nadie dice nada en los blogs.